Buscar en el catálogo

 
Inicio > Sobre la Biblioteca > Historia de la Biblioteca

 











Rectorado de la UNLP en 1920 (Foto: Archivo de la UNLP)
Rectorado de la UNLP en 1920

Florentino Ameghino por Antonio Alice (1911). Oleo 78x56cm
 Florentino Ameghino.
Oleo de Antonio Alice, 1911.
 
Teruggi (1994) indica que "La Biblioteca del Museo de La Plata nace con él, pues el decreto del 19 de septiembre de 1884, que nombra al primer Director, establece además que la Biblioteca pública provincial –a crearse por cuanto la existencia en Buenos Aires había sido entregada al Gobierno Nacional- se incorpora el Museo general de La Plata, fundados dos días antes sobre la base del museo antropológico-arqueológico de Moreno.

Pocos días después, el 13 de octubre de 1884, Moreno donó su biblioteca particular de más de dos mil volúmenes, que fueron el punto de partida bibliográfica." [1].

Sobre este hecho, Farro (2008) [2] detalla "La base de la Biblioteca del Museo estuvo constituida por la donación efectuada por Moreno en octubre de 1884 de su colección de libros y publicaciones periódicas especializadas, compuesta por unos 2.000 volúmenes, sobre antropología, arqueología, arte americano, historia, viajes de exploración, paleontología, geología, zoología y libros de divulgación científica, que había comenzado a formar desde 1872, cuando ingresó como socio fundador al Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades [...]

Para aumentar la [colección de la] biblioteca del Museo eran necesarias muchas publicaciones editadas en el extranjero que, por su carácter temático especializado, obligaban a considerar la posibilidad de separación de ambas bibliotecas [, la pública provincial de la del Museo]. Efectivamente, esto ocurrirá el 1 de enero de 1887, en vísperas del traslado de las colecciones y los libros desde los provisorios salones de exhibición de la sede del Banco Hipotecario de la ciudad de La Plata, al nuevo edificio que se construía en el parque de la misma."

 "Al concluirse el edificio, la biblioteca se instaló en la planta alta, en lo que es actualmente la sala de etnografía americana, y funcionó en dicho local hasta la construcción de la sede actual, en la década del veinte.

Inicialmente, la biblioteca no fue especializada, por cuanto incluía a la provincial y contaba con un anexo para las publicaciones oficiales de la Provincia. En 1885, se concretó la compra de una importante hemeroteca (3.700 piezas) de Antonio Zinni, ya también una colección de más de 5.600 libros de propiedad de Nicolás Avellaneda. Otra compra importante (3.200) se efectuó en una subasta de 1886.

Para ese entonces, se disciernen dos líneas bibliotecológicas: por un lado, la biblioteca general, y por otro, la biblioteca especializada. A esta situación se puso término en 1887, en que por decreto se separó la Biblioteca pública de la del Museo, que entonces centró todo su interés en ciencias naturales e historia americana. La hemeroteca y los libros de interés no especifico pasaron a la Biblioteca Pública.

Moreno trabajó incansablemente para acrecentar la biblioteca; gracias a su empeño y diligencia, obtuvo que se promulgara en 1888 una ley que otorgaba una partida de diez mil pesos para la adquisición de libros. [...]

 A parte de las compras, la biblioteca fue recibiendo donaciones. Una de ellas fue la biblioteca histórico-lingüística de Lafone Quevedo, donada por su esposa; Luis María Torres donó 250 volúmenes y Carlos Brush, 915 entre libros y folletos. Muchos de los grandes investigadores del Museo donaron libros y folletos. En época reciente, se destaca la biblioteca científica de Joaquín Frenguelli, donada por su esposa, Dominga Bonazzola, poco después del fallecimiento del esposo. Lugar especial en la recordación merece el legado de Spegazzini, que incluía su biblioteca especializada" [1]

"el primer encargado de la Biblioteca, el médico canario Dr. Víctor Grau-Bassas, fue contratado recién en 1889 y se desempeñó en ese cargo hasta principios de 1891, debiendo ejercer simultáneamente como secretario y escribiente; entre ese año y 1897, diversos empleados se encargaron esporádicamente, y en los ratos libres que les dejaban sus obligaciones principales, de las tareas de catalogado y mantenimiento del canje. Entre 1897 y 1903 se contó por primera vez con empleados, como el ruso Nicolás Illin y el suizo Adolfo Guggi, cuya función específica fue la de realizar el catálogo, encargarse de los canjes y atender las consultas" [2]

En 1906, con la creación de la Universidad Nacional de La Plata, el Museo de Ciencias Naturales incorporó funciones de docencia convirtiéndose en la primera Facultad de Ciencias Naturales del país.

Desde entonces la Biblioteca empezó a cumplir un importante rol como elemento de apoyo a las actividades académicas y científicas en el campo de las Ciencias Naturales tanto para la comunidad universitaria local como nacional, contribuyendo al logro de los objetivos de estudio, docencia, investigación y extensión de la Institución en dicha área.

En 1992 se iniciaron las gestiones necesarias para comenzar el proceso de informatización de la BFA, este proceso comenzó en 1994, año en el cual se incorporó la primera computadora.

Durante 1996, la BFA puso en marcha el catálogo electrónico, que por ese entonces, solamente se consultaba en las dependencias de la Biblioteca. El sistema de préstamos informatizado comenzó a operar en 1997.

En 1997 la Biblioteca adoptó el nombre "Florentino Ameghino" en honor a la brillante obra y labor realizada por este ilustre científico en nuestra querida Casa de Estudios.

En el año 2000 fue puesta en línea por primera vez la web de la Biblioteca.
 Portada de la web de la biblioteca entre 2000 y 2005

En septiembre de 2009 la Biblioteca inauguró una segunda sede. Ubicada en las dependencias de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo, esta sede concentra la bibliografía más consultada por los alumnos y docentes para las actividades de grado académico, las estanterías son de libre acceso lo que permite que se pueda consultar directamente los libros en los estantes, seleccionar los que son de interés para los usuarios, consultarlos in situ o retirarlos en préstamo, cuenta con puestos de lectura confortables, con luz natural y ambiente climatizado.

En septiembre de 2009 la Biblioteca inauguró una segunda sede. Ubicada en las dependencias de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo

Se encuentran disponibles computadoras para uso académico, destinadas al acceso de recursos de información en soportes digitales.

Además se encuentran disponibles computadoras para uso académico, destinadas al acceso de recursos de información en soportes digitales, como por ejemplo los libros, revistas y bases de datos accesibles desde el Portal Biblioteca Electrónica del MINCYT, así como también a otras colecciones de acceso gratuito ofrecidas desde nuestra página Web y nuestros catálogos, también es posible acceder a Internet mediante Wi-Fi.

Fuentes:
[1] Teruggi, Mario E. (1994) Museo de La Plata 1888-1988.

[2] Farro, Máximo Ezequiel (2008) Historia de las colecciones en el Museo de La Plata, 1884-1906.

Miguel, Sandra (2006) Biblioteca Florentino Ameghino de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo: Su modernización tecnológica. Museo, 3(20) p. 42-44.